Los Celtics humillan a los Knicks

  • El duelo entre dos históricos de la NBA acabó con una paliza de escándalo.
  • El equipo de Isaiah Thomas no levanta cabeza y cosechó la tercera peor derrota de su historia.
El jugador de los Boston Celtics Rajon Rondo (d) y Quentin Richardson (i), de los Nueva York Knicks.
El jugador de los Boston Celtics Rajon Rondo (d) y Quentin Richardson (i), de los Nueva York Knicks.
20MINUTOS.ES/Agencias

A pesar que los Celtics de Boston con sus "Big Three" no quisieron ser verdugos ni abusadores al final no pudieron evitar ser los protagonistas de una humillante derrota de los New York Knicks.

Los Celtics consiguieron una de las victorias más fáciles de su historia después de ganar por 104-59 a los Knicks, que tuvieron la tercera peor derrota de su historia y la segunda peor anotación desde que se estableció el reloj para tirar a canasta.

Ni teniendo sentados la mayoría del partido a las figuras de los Celtics, como el alero Kevin Garnett, sólo jugó 21 minutos, y el escolta Ray Allen, que salió al campo 29 minutos, los Knicks fueron capaces de aprovechar el favor e intentar dar mejor imagen.

La pobreza en el juego de los Knicks quedó reflejada en que ninguno de sus jugadores fue capaz de superar la barrera de los 10 puntos y sus porcentajes en el ataque fueron del 28,3 por ciento (15-53) en los tiros de campo; el 20 por ciento (1-5) con los triples y el 66,7 por ciento (6-9) desde la línea de personal.

Con 8:53 minutos por jugarse, los Celtics tenían ya una ventaja en el marcador parcial de 50 puntos (93-43), una marca que cuestiona por completo el trabajo y la dirección que está teniendo al frente de los Knicks, su entrenador Isiah Thomas.

El máximo encestador de los Knicks fue el alero Quintin Richardson, que logró siete puntos, pero falló 8 de 11 tiros de campo, capturó seis rebotes y dio una asistencia, mientras que Zach Randolph sólo anotó una canasta en 10 intentos.

El alero Paul Pierce, que al igual que Allen estuvo sentado en el banquillo todo el cuarto periodo, lideró el ataque de los Celtics al conseguir 21 puntos con siete rebotes.

Allen aportó 16 puntos y el base Rajon Rondo logró 10 tantos para ser los tres jugadores de los Celtics que anotaron en doble dígitos.

Garnett, que se sentó en el tercer periodo cuando el marcador señalaba un parcial de 69-34, favorable a los Celtics, aportó ocho puntos con 11 rebotes, cuatro asistencias y puso dos tapones.

La victoria permitió a los Celtics seguir invictos en su campo del TD Banknorth Garden con marca de 8-0 y tener la global de 12-2, que es la mejor de la Conferencia Este y de la liga.

Mientras que los Knicks, que llegaban de conseguir dos triunfos consecutivos, bajaron su marca a 4-10 y 0-7 en los partidos que han disputado de visitantes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento