Baiano intenta arrebartarle el balón a Guille Franco
Baiano intenta arrebartarle el balón a Guille Franco (Manuel Corujo/EFE). Agencias
El Celta de Vigo continúa con su crisis de resultados en casa al ceder un nuevo empate (1-1), en este caso ante el
Villarreal, en un choque en el que los gallegos, que se adelantaron en el marcador a los diecisiete minutos, desperdiciaron numerosas y claras ocasiones para sentenciar.

En la primera mitad los celestes llevaron la iniciativa del juego, al que le imprimieron ritmo y velocidad.

El Celta desperdició numerosas oportunidades

Desde ahí llegaron las mejores oportunidades locales y el gol de Baiano en el minuto diecisiete al rematar de cabeza y a placer, libre de toda marca, un centro salido de las botas de Gustavo López.

Se animó por necesidad un Villarreal con una propuesta mucho más vertical, sin que ello se tradujese en ninguna ocasión de gol en la primera parte, en la que su estrella el argentino Juan Román Riquelme, bien tapado, no lució en todo su esplendor.

El Celta perdonó en la primera mitad. La reanudación del encuentro se inició, sin embargo, con un nuevo aviso del Celta en las botas de un activo Baiano, que tras zafarse de su marcador colocó la pelota un pelín escorada mandándola fuera al minuto de juego.

Segunda mitad intensa

Pero ahora sí respondió el Villarreal con la mejor, por no decir única hasta el momento, oportunidad gol en un fortísimo disparo de Forlán que mandó al palo, cuyo rechace lo envió Arrabuarrena fuera.

Arrancaba así una segunda parte mucho más intensa, sobre todo, por parte de los amarillos que se adelantaron líneas achicando el terreno a un Celta, que pese a todo, se encontraba cómodo jugando al contragolpe.

El encuentro se convirtió por momentos en un partido de ida y vuelta con constantes cambios en el control de la pelota. Avisó Iriney en el sesenta y sólo cinco más tarde llegó el gol del empate del Villarreal en un fortísimo disparo desde fuera del área de Forlán que dejó frío a jugadores y público.

Por delante veinticinco minutos y un nuevo escenario mucho más proclive para un Villarreal espoleado por la igualada y decidido ahora a buscar la que sería su primera victoria en Balaídos, donde no han ganado nunca, y la número cien en toda su historia en la Primera División.

Sin embargo, hasta el final el marcador ya no se movió.

Ficha técnica:

Celta de Vigo (1): Pinto; Angel, Contreras, Tamas, Placente; Iriney, Oubiña; Gustavo López (Jonthan Aspas, m.69), Canobbio, Nené (Núñez, m. 77); y Baiano (Perera, m.88).

Villarreal (1): Barbosa; Josemi (Javi Venta, m.76), Fuentes, Quique Álvarez, Arruabarrena; Senna; Marcos, Riquelme, Tacchinardi (Somoza, m.67); Guille Franco (Josico, m.84) y Forlán.

Goles: 1-0, m.17: Baiano. 1-1, m.65: Forlán.

Arbitro: Ramiro Domínguez (Comité andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Angel y Tamas por el Celta de Vigo; y a Tacchinardi, Guille Franco, Senna y Josico por el Villarreal.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimocuarta jornada de Primera División disputado en el estadio municipal de Balaídos ante unos 12.000 espectadores.