El Celta SUFRE mucho
Ángel David López pugna por el balón con el capitám del Espanyol, Raúl Tamudo. Manuel Corujo / E.F.E.
Con la victoria por 1-0 al Espanyol, el Celta consigue quedarse una semana más en puestos de Liga de Campeones. Fue un partido que estuvo muy condicionado por la expulsión por doble tarjeta amarilla de Pochettino en el minuto 44.
 
En esta primera parte los dos equipos tuvieron el mismo empuje y las mismas oportunidades, pero ninguno de los dos supo materializarlas. Ya en la segunda parte, con un Espanyol en inferioridad, pero con una defensa de cinco jugadores, el Celta no lograba marcar tuvo que sufrir más de la cuenta hasta que en el minuto 81, Silva dio el gol de la victoria.