El equipo catalán logró 9 medallas de oro, 5 de plata y 5 de bronce, con Euskadi y Murcia por detrás en el medallero. Sergi Escobar, con su victoria en puntuación y persecución, el triunfo de José Antonio Escuredo en velocidad o el primer puesto en persecución y velocidad por equipos fueron algunos de sus éxitos.

Helena Casas, además, batió el primer récord nacional en el velódromo al ganar los 500 m contrarreloj femeninos con un tiempo 36.933 segundos.