El sábado, a un día del partido amistoso que las selecciones de Cataluña y Euskadi disputarán en el Camp Nou, los jugadores vascos aprovecharon la ocasión para reclamar que las selecciones autonómica vasca tenga carácter oficial.

Aitor López Rekarte, jugador de la Real Sociedad y capitán de la selección vasca pidió en nombre de todos los seleccionados la oficialidad de la selección de Euskadi.

López Rekarte leyó un comunicado tras el entrenamiento del equipo que entrena José Angel Iribar en el que se reclama la participación de competiciones internacionales de la selección vasca.

"Queremos aprovechar el partido de mañana con Cataluña para decir alto y claro que estamos a favor de la oficialidad ", aseguró López Rekarte.

Decimos alto y claro que los jugadores vascos estamos a favor de la oficialidad

El acto está incluido dentro de las diferentes iniciativas puestas en práctica por ESAIT, la plataforma pro selecciones vascas.

35 años después

El partido, muy esperado por ambos bandos, llega 35 años después del último precedente.

Viene marcado por las bajas por parte local y el carácter reivindicativo de la cita para pedir la participación de ambos equipos en torneos oficiales.

Bautizado con el lema "Juntos por la paz", el partido se disputa por primera vez en una fecha señalada por la FIFA para la celebración de partidos internacionales y ha sido posible gracias a a que la Federación Española de Fútbol ha aceptado la propuesta.

Los organizadores esperan que el partido sea una fiesta reivindicativa, una reunión futbolística que contará en los prolegómenos con actuaciones musicales y degustaciones gastronómicas.

Se han vendido más de 40.000 entradas y se espera la presencia de unos 3.000 seguidores vascos, que llegarán en las próximas horas a Barcelona.

Representantes políticos 

También está prevista una nutrida representación del mundo político en el palco. El encuentro estará presidido por el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y el lehendakari vasco Juan José Ibarretxe; y también estarán presentes, entre otros, los presidentes del parlamento catalán y vasco, Ernest Benach e Izaskun Bilbao, respectivamente.

Por primera vez, ambas selecciones jugarán en una fecha señalada por la FIFA para la disputa de partidos internacionales, lo que ha sido considerado por las federaciones catalana y vasca como un paso adelante hacia el objetivo de la oficialidad, aunque impedirá ver en el Camp Nou a algunos de los mejores jugadores catalanes.

Es el caso de Puyol, Xavi o Cesc, convocados por la selección española para el amistoso ante Argentina y el importante partido clasificatorio para la Eurocopa de 2008 ante Suecia, para los que no ha sido citado ningún jugador vasco, lo que resta enteros al equipo que dirige Pere Gratacós, que además ha acumulado otras bajas.