El máximo dignatario apostilló que «nos nos van a dar ni a quitar, algo que, por otro lado, tendría que darse en todos los partidos». Castillo no dio marcha atrás en su recientes críticas al arbitraje.