Por ello, el club alicantino solicitará un «castigo ejemplar».

Aunque Mármol, de 21 años, es un fijo en el once, la directiva no quiere que se reproduzca otro caso como el de Carlitos la pasada temporada, cuando el ex delantero protagonizó varios momentos de indisciplina y fue sancionado económicamente por el club, aunque al final fue perdonado.

«Que se tome una copa no es malo, pero no es de profesionales estar de marcha toda la noche, más aún después de una derrota, cuado debería estar fastidiado», señaló ayer Valentin Botella, presidente del Hércules. «Es un hecho aislado. No creo que haya que crucificar al chaval», opinó el defensa Sergio.

Por otro lado, hoy se conocerá la oferta que presentó el Hércules en la subasta por el estadio Rico Pérez, que podría ser adjudicado.