Francisco Javier Casquero, centrocampista del Getafe, dijo sobre la agresión que sufrió ayer por parte del portugués del Real Madrid Pepe que éste debería saber que viste la camiseta del conjunto blanco "y no una de barrio".

"No es agradable. Estar tirado en el suelo cuando te han hecho un penalti y que te pisoteen no tiene nombre. Siempre he sido un caballero en todo momento, no defiendo en absoluto esas acciones y el que tenga que tomar cartas en el asunto que lo haga. Es un gran futbolista, pero está vistiendo la camiseta del Real Madrid, no la de un barrio. Hay que ser consecuente con las cosas que se hacen", dijo en Onda Madrid.

Estar tirado en el suelo cuando te han hecho un penalti y que te pisoteen no tiene nombre

Casquero desveló que no ha recibido disculpas personales del defensa del Real Madrid, y declaró que acepta las palabras del central madridista, que ante los medios pidió perdón al medio del Getafe y a su club y compañeros. Además, reconoció que todavía no ha visto las imágenes de la agresión, en las que Pepe, tras hacer penalti, pegó dos patadas a Casquero cuando éste estaba en el suelo. Una de ellas impactó sobre el jugador talaverano.

"Sí, claro, acepto las disculpas, pero nada va a cambiar su acto de cara a los que tengan que tomar cartas en el asunto. Lo único de lo que me preocupo es de mi equipo y de mi situación. Lo demás ya ha pasado y cada uno es dueño de sus actos", dijo.

"Me duele más el hecho de no haber sumado tres puntos que lo que ha hecho. Le conozco, me lo he cruzado tres veces, es un futbolista del Real Madrid y lo respeto al máximo, sobre todo a su club. Le deseo todo lo mejor porque lleva una camiseta que de pequeño he defendido y con la que me he criado cuando estuve allí de pequeño. Pero me enseñaron otros valores que no fueron esos", agregó.

Le deseo todo lo mejor a Pepe porque lleva una camiseta que de pequeño he defendido

También se refirió a la forma con la que lanzó el penalti. Con empate a dos en el marcador, y casi en el final del choque, decidió tirar al estilo "Panenka". Al respecto, Casquero declaró que no se arrepiente de haberlo hecho, sino de haberlo lanzado mal porque él se siente "capacitado" para hacerlo.

"Es una decisión que tomo en un momento determinado y con la que fallo un penalti. Tiene mayor trascendencia porque lo tiro flojo y al medio. Para muchos a lo mejor tirarlo cuatro metros por encima del larguero o que te paren el penalti, pues no pasa nada. Yo estaba convencido de que el portero se iba a vencer antes por el minuto que era, por la ansiedad y porque iba a elegir un lado", dijo.

Por último, se refirió a las palabras de Juande Ramos después del partido, que declaró que la forma en la que Casquero lanzó el penalti fue una "falta de respeto": "Muy poco oportuno. Otra actuación y decisión totalmente desafortunada. Meterse en las decisiones de un jugador del equipo rival no es propio del Real Madrid. Bastante tiene él con dar caza al Barcelona y solucionar sus problemas.