Iker Casillas, portero del Real Madrid, dijo que por la hinchazón de su cara debido a una reacción alérgica alimentaria parecía que se había peleado con Rocky.

Iker, tras la disputa del partido benéfico que organizó en el Palacio de los Deportes, afirmó: "No estaba para correr porque no veía bien. Parecía que me había peleado con Rocky".

No estaba para correr porque no veía bien

Por otra parte, Iker dijo que está seguro de que el técnico del equipo blanco, el portugués José Mourinho cumplirá su contrato y continuará muchos años más.

"Hay que darse cuenta de cómo lo dice, es un hombre ganador y habla del futuro, de que le gustaría seguir ganando. Por el momento tiene contrato con el Real Madrid, le quedan dos años de contrato, y estoy seguro de que los va a cumplir, y de que va a estar muchos años más", añadió. "No hay que volverse locos", apuntó Iker.

En cuanto al acto de esta noche, que denominó 'Partido x la ilusión' y en donde los fondos recaudados por su fundación se destinarán a la integración laboral de jóvenes procedentes de barrios desfavorecidos de Madrid y Barcelona, comentó: "Lo importante del partido era pasarlo bien y que la gente viera a lo que denominan 'famosos'".

Y añadió: "Estoy muy contento por cómo respondió la gente cuando se le llamó y se les propuso el partido. Es importante que hayan venido porque esto es un sacrificio para todos. Todos tenemos familia y vacaciones y han venido".