El capitán del Real Madrid Iker Casillas ha pedido que no se saque de contexto lo ocurrido con Mourinho en el Trofeo Santiago Bernabéu en el que el portero fue suplente y ha afirmado que no ha sido un "castigo" y que siempre ha habido una "buena" relación con el técnico.

"Que nadie saque de contexto esto porque es cosa de locos. Desde que llegó he tenido una buena relación con él, no hay ningún problema. Hemos tenido encontronazos, de broma o no, pero de ahí a que tenga una mala relación con el mister es totalmente falso, no hay que darle más vueltas", sostuvo el '1' del equipo blanco en la rueda de prensa concedida en su Campus de Navalacruz (Ávila).

Cualquier jugador en el Real Madrid está capacitado para poder jugar

En relación con su suplencia por Antonio Adán, el madridista ha alabado el trabajo del portero, de quien ha dicho que tiene unas "condiciones tremendas". "Cualquier jugador en el Real Madrid está capacitado para poder jugar. Antonio está capacitado para ser portero del equipo y espero que algún día lo sea ", señaló.

Después de la abultada victoria en Zaragoza, Casillas reconoció que este año no pueden permitirse perder puntos en partidos frente a equipos que juegan 'otra liga', como ya ocurrió la temporada pasada.

"Esta temporada tenemos más experiencia y nuevos jugadores, pero el equipo dio una sensación muy buena y positiva. Contra rivales que juegan otra liga no podemos dejar escapar puntos, el año pasado dejamos escapar demasiados, lo que luego no nos permitió conseguir el título de Liga", afirmó.

La conversación con Xavi y Puyol

Por otro lado, Casillas ha opinado sobre los rumores que afirmaban que había organizado una cena para este martes con otros miembros de la selección española de fútbol y ha asegurado que son falsos, además sobre su conversación telefónica con Xavi y Puyol el madridista ha comentado que "no le importa a nadie".

No soy líder de ninguna cena del martes ni nada"No voy a quedar con nadie a cenar el martes, quiero dejarlo claro. No soy líder de ninguna cena del martes ni nada, lo que tenga que hablar con Xavi y con Puyol ya lo he hablado con ellos y es algo que se queda entre nosotros que somos los tres capitanes de la selección, a nadie le tiene que importar", afirmó Casillas en la rueda de prensa concedida en su Campus de Navalacruz (Ávila).

Respecto a los encontronazos sufridos por los jugadores internaciones de Madrid y Barcelona en los partidos de la Supercopa de España por los que se produjo la llamada a los miembros de la selección, el portero ha vuelto a dejar claro que fue un momento de "calentón" y que "se queda ahí".

"Cualquier jugador sabe lo que se mueve en los últimos minutos: tensión, preocupación... habiendo hecho un buen partido es un poco la rabia de ese momento. Todos los futbolistas lo saben, son momentos del juego, un calentón, pero ahí se queda y ya está", concluyó.