Iker Casillas está de vacaciones con Sara Carbonero y su pequeño Martín. El portero del Real Madrid ha compartido con sus seguidores algunos momentos de sus vacaciones, en las que el protagonista de todas es su hijo Martín.  

El mostoleño compartió en Instagram una foto de la periodista en bikini y su hijo cogido a lo alto. Una foto de lo más tierna pero que le ha traído algún quebradero de cabeza.

Un seguidor de esa red social hizo un comentario fuera de lugar —"Tíralo pal agua haber si flota topó!"—, algo que sentó muy mal al meta de la selección, que respondió rápidamente a través de la misma vía: "Tienes que ser un hijo de la gran puta para poner ese comentario... espero que tengas la vegüenza de pensar 3 minutos lo que has puesto... GILIPOLLAS".

Un comentario que no ha pasado desapercibido en otras redes sociales, como Twitter.