Arturo Casado
Arturo Casado celebra su victoria en Valencia. (EFE) EFE

El madrileño Arturo Casado dio el pasado domingo el salto de calidad que tanta gente esperaba. Por primera vez, se coronó Campeón de España de 1.500 m en pista cubierta (3:51.27), en Valencia, por delante del pentacampeón burgalés Juan Carlos Higuero. Del 7 al 9 de marzo, luchará contra los africanos por medalla mundialista en la capital del Turia, en la misma pista que ha sido escenario de su primer gran triunfo.

¿Cómo celebró el título?
A mitad de la vuelta de honor me paré para abrazar a mi familia y mi novia. Luego, seguí.

¿Se ha dado algún homenaje?
A la vuelta de Valencia invité a unos amigos a comer en una gasolinera. Sólo había platos combinados, pero me supieron de maravilla.

Los domingos, aún me levanto y corro por el barrio

¿Es el nuevo rey de 1.500?
Ahora sí. Esto es una pugna entre Higuero y yo y, esta vez, me ha tocado ganar a mí.

Por una vez, su gran envergadura le dio ventaja.
Es cierto. Supe colocarme bien y lo aproveché.

¿Se dan muchos codazos?
Sí, pero yo no tengo problemas porque soy muy grande y nadie se mete conmigo.

Y en los Mundiales, ¿qué?
¿Objetivo? Medalla. El oro depende del día que te salga.

¿Cuál es el secreto para batir a los atletas africanos?
No lo hay. El atletismo es fácil: correr más que otro. Les ayuda mucho su capacidad de sufrimiento: el atletismo les sirve para salir de la miseria y, en España, sólo hay fútbol, TV, consolas, internet... Los jóvenes ya no quieren hacer deporte.

¿Piensa en Pekín?
Sí, claro. No he estado nunca en unos Juegos. Es mi gran sueño, mi oportunidad.

¿Sigue saliendo a correr por su barrio, Santa Eugenia?
Los fines de semana visito a mis padres y, si me quedo a dormir, sí que me levanto el domingo y corro por el barrio.

Con tres meses, mi padre me llevaba en ala delta

¿Tiene tiempo para tomarse unas cañas y unas tapas?
En temporada, los atletas llevamos una vida de monje.

Los estudios, ¿cómo van?
Me queda una asignatura para acabar INEF. Quiero hacer el doctorado el año que viene.

Y para el amor, ¿hay tiempo?
Llevo más de una año y medio con mi novia, Irene. Me ha dado tranquilidad y apoyo en los malos momentos.

Tengo entendido que su gran pasión es el aire.
Ése es el legado de mi padre. Con tres meses, me llevaba en el ala delta y con 11, fui el más joven parapentista de España. Sólo me falta el paracaidismo.

BIO Natural de Madrid (26-01-1983), mide 1,87 m y pesa 71 kg. Su mejor marca en 1.500, prueba reina del atletismo es 3:34.09, lograda en 2007. Vaticia "entre seis y siete medallas" en los Mundiales de Valencia.