Kepa, en un entrenamiento con el Athletic Club.
Kepa, en un entrenamiento con el Athletic Club. EFE

Kepa Arrizabalaga ya es el nuevo portero del Chelsea. El joven meta vasco sustituye a Thibaut Courtois bajo los palos 'blues' en un movimiento de 'puerta giratoria' que ha marcado la agenda del mercado de fichajes en las últimas semanas.

Ya desde Londres, Kepa ha querido despedirse del Athletic Club y de sus aficionados en una emotiva carta que ha difundido en euskera y en castellano:

"Hoy es el día que me voy de casa", comienza el escrito del portero, que abandona el club después de que en el 2012 llegara al Bilbao Athletic. Tras varias cesiones, logró hacerse con la titularidad en el primer equipo y, ahora, a sus 23 años, emprende la aventura inglesa:

"Entiendo que algunos aficionados entenderán mi decisión y otros no, pero que todos sepan que la he tomado desde la tranquilidad y la responsabilidad", añade, consciente de que a muchos no les ha gustado su marcha.

Kepa se despide con cariño de su afición y considera que "la oportunidad de irse al Chelsea era la mejor decisión para el futuro", en términos de ambición, crecimiento y posibles títulos.