CAROLINA MARÍN
Ha conseguido que un deporte minoritario como es el bádminton reciba mucha atención en España y en buena parte es gracias a su buen hacer. Ha sido campeona olímpica en Río 2016, tres veces campeona del mundo y cuatro veces campeona de Europa. Y solo tiene 25 años. EFE

Carolina Marín ha sido operada con éxito a primera hora de este martes de la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha que se produjo durante la final del Masters de Indonesia. La onubense estará entre seis y ochos meses de baja y todo apunta a que este verano no podrá luchar por su cuarto título mundial, aunque su entrenador, Fernando Rivas, no lo descarta.

Rivas ha confirmado tras la cirugía que "la operación ha ido muy bien" y ha subrayado que es "pronto para hablar de plazos" asegurando que "ahora tenemos que pensar en tener paciencia y en la recuperación, que vuelva a estar sana. Sobre todo hay que pensar en que no haya complicaciones".

El preparador reconoce que "me extrañaría que estuviéramos listos para jugar el Mundial, estar sanos y al cien por cien, para ir a ganar", pero no lo descarta: "Tokio 2020 por supuesto que no está perdido, sigue siendo el objetivo, y el Mundial ya veremos. Nunca se sabe, es demasiado precipitado hablar de plazos".

En cualquier caso, el objetivo de Carolina y su equipo va más allá del Campeonato del Mundo: "Ahora pensamos en recuperarla y en lo que vamos a hacer en este periodo de tiempo para que cuando pueda volver a competir pueda hacerlo con las máximas garantías".

El técnico destaca que Carolina se encuentra animada y arropada por su familia. También que la onubense mantiene el mismo objetivoque antes de lesionarse: "Pelear por ser cabezas de serie para los Juegos Olímpicos. En menos tiempo que las demás… pero es lo que hay". La volantista ha agradecido en un vídeo el apoyo recibido y se muestra con ganas de regresar a las pistas cuanto antes: "Pronto volveré", afirma.

La tricampeona del mundo ha sentido el apoyo del deporte español y "se lo ha tomado con filosofía. Ha venido así y no hay que estar lamentándose. Sólo hay un día para lamentarse o celebrar, siempre lo digo", concluyó su entrenador.