La esperanza del bádminton español se llama Carolina Marín

  • Tiene solo 15 años, es de Huelva y este fin de semana se colgó la plata en los Europeos sub 19.
  • Se trata del mayor logro del bádminton español hasta el momento.
  • "Para los JJ OO de Londres 2012 creo que soy aún muy joven", apunta la joven deportista.
La jugadora de badminton Carolina Marín, durante un entrenamiento en el CAR de Madrid.
La jugadora de badminton Carolina Marín, durante un entrenamiento en el CAR de Madrid.
RFEB

Recién llegada de Milán, donde ha dado un importante paso, tanto para ella como para el bádminton español, hablamos con Carolina Marín, una joven de 15 años que este fin de semana se colgó la medalla de plata en los Europeos sub 19 de bádminton, el mayor logro nacional en esta disciplina. Además, la Federación Europea la nombró Jugadora Revelación del torne0.

Ella está más que satisfecha. "Es una alegría para mi, para España, y para las mujeres, que siempre lo tenemos más complicado".

Marín  fue a los Europeos con ganas de hacerlo bien, aunque no pensaba llegar tan lejos. Esta medalla le llena de energía y optimismo de cara a su debut en la categoría absoluta, que tendrá lugar en mayo, en los Campeonatos de España, que se desarrollarán en Alicante. En noviembre buscará un oro en los Europeos sub 17, que tendrán lugar en Eslovenia.

Quiero darle voz al bádminton, porque en España no se conoce mucho

Además, le gustaría ayudar a popularizar este deporte, "quiero darle voz, porque en España no se conoce mucho, aunque cada vez hay más gente en los clubes".

Aunque afirma que su meta sería participar en unos JJ OO y hacerlo bien, ella mira a más corto plazo. Su mente ahora está en la Liga que cerrará el sábado con su equipo, el IES La Orden, en Sevilla: "Si ganamos allí, la celebración sería doble, la de la medalla de los Europeos y la del título".

¿Para Londres 2012? "Seré aún pequeña", asegura, "hay que estar entre los mejores 50 del mundo, y yo aún no he competido como absoluta. Es complicado, pero no imposible".

"Empecé por una amiga que ya lo dejó"

Carolina no llegó al bádminton por tradición familiar,  sino que una amiga del colegio que lo practicaba la animó a apuntarse con solo ocho años. Ella destacó desde el principio en todos los torneos en que participaba, y eso fue su "perdición" ya que, el pasado año, con 14, vio que había tocado techo en su tierra y que si quería seguir avanzado se tenía que venir al CAR de Madrid. "Fue una decisión muy dura, porque soy hija única y tuve que convencer a mis padres".

Pero el esfuerzo ha valido la pena, y "ahora están muy contentos por lo que estoy logrando y porque me ven bien". Eso si, cada vez que puede se escapa a Huelva, donde su madre le tiene siempre preparado "un buen plato de jamón y gambas, que son las mejores del mundo".

Además de a su familia, echa mucho de menos "a los amigos, el colegio, la comida de mi madre, el gazpacho en verano, mi cama, mi casa...". En Madrid estudia 4º de la ESO ("lo llevo regular, porque compito mucho y me han quedado bastantes"), y cuando puede sale a disfrutar de la ciudad, donde destaca "los musicales y pasear por la Gran Vía". ¿El resto de ratos libres? "si no estudio, chateo con el Messenger".

Otra de las cosas que más le gusta del bádminton es la posibilidad que le da de viajar: "Conoces muchos sitios si eres bueno, y haces muchas amistades", apunta mientras habla de su deseo de estudiar, en un futuro, fisioterapia.... Pequeña, pero con las ideas muy bien ordenadas en su cabeza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento