Patinadora
La patinadora Carolina Kostner, en una imagen de archivo. GTRES

La patinadora italiana Carolina Kostner ha presentado un recurso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) contra la decisión del Tribunal Antidopaje de su país (TNA), que la condenó a un año y cuatro meses de suspensión por encubrir a su exnovio, el atleta Alex Schwazer, sancionado por doparse antes de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Asimismo, el TAS ha informado de que ha recibido, en sentido contrario, un recurso de Comité Olímpico Italiano (CONI), que solicita aumentar el castigo a dos años.

Carolina Kostner ha apelado dicho castigo de 16 meses al entender que ella no cometió infracción alguna del reglamento

Carolina Kostner ha apelado dicho castigo de 16 meses al entender que ella no cometió infracción alguna del reglamento antidopaje. Sobre ella recae la acusación de haber violado el artículo 2.8 del Código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que castiga el encubrimiento de delitos, y del artículo 3.3 del mismo, la omisión de denuncia.

Kostner, de 28 años, siempre se ha considerado ajena a los hechos y anunció su intención de recurrir la sentencia. La patinadora italiana cuenta en su palmarés con cinco campeonatos de Europa (2007, 2008, 2010, 2012 y 2013) y un título mundial (2012). El hecho se remonta a hace tres años, cuando la patinadora mintió supuestamente a los agentes de la AMA al asegurar que desconocía el paradero de su por entonces pareja, que trataba de eludir un control antidopaje.

El 23 de abril de 2013, el Tribunal Antidopaje de Italia dispuso la pena de tres años y medio de inhabilitación a Schwazer, campeón olímpico en Pekín 2008 de los 50 kilómetros marcha, por haber dado positivo de EPO en un control antidopaje llevado a cabo días antes de los Juegos de Londres. Schwazer ha confesado en varias ocasiones que, después de atravesar "años muy duros", no pudo más y terminó sucumbiendo a la idea de doparse, una decisión que ha definido como "un gran error".

"Estaba cansado y no podía más. Mi sueño era hacer un trabajo que me diera satisfacción. No tenéis ni idea de cuánto sacrificio hay detrás de cada carrera y cuando va mal eres un gran imbécil...", dijo el corredor italiano en una rueda de prensa tras el escándalo.