Carod preside el Consejo Nacional de ERC
Carod Rovira, presidente del ERC. EFE
El vicepresidente catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, ha dejado abierta la posibilidad de que la selección catalana de fútbol juegue el partido amistoso contra Estados Unidos en Perpiñán (Francia) si la
Real Federación Española de Fútbol (RFEF) prohíbe que se juegue en territorio español.

"Si resulta que la RFEF no tiene competencias en la Cataluña Norte (territorios de habla catalana del sur de Francia), que confío que no tenga, la Cataluña norte es Cataluña y de lo que se trata es de que Cataluña juegue en su propio territorio", ha apuntado Carod en declaraciones a RAC1 recogidas por Efe.

El proyecto de España tiene tan poca consistencia nacional que sufre por estas cosas

El vicepresidente de la Generalitat ha asegurado que "aplaudiría que la selección catalana jugara en cualquier lugar", y se ha preguntado "a quién perjudica y a quién hace daño" que "Cataluña juegue contra quien le dé la gana".

Carod cree que la decisión de la RFEF responde a una cuestión de "inseguridad propia" y, en este sentido, considera que el proyecto de España "tiene tan poca consistencia nacional y política que sufre por estas cosas".

Estados Unidos ha dicho no

"Tan solo alguien que realmente se siente inseguro de lo que es y de su propia consistencia, utiliza elementos de fuerza", ha sentenciado el vicepresidente catalán y presidente de ERC.

En relación con la posibilidad de que Cataluña juegue en Perpiñán, Carod ha ironizado que "asociar Perpiñán conmigo tiene otras connotaciones".

El presidente de la Federación de Fútbol de Estados Unidos, Sunil Gulati , explicó en un comunicado que no se disputará el partido a menos que reciban de manera oficial la autorización por parte de la RFEF.