Carlos Sáinz y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes
Carlos Sáinz y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes COMUNIDAD DE MADRID

"¿El Princesa de Asturias? Me siento satisfecho, y si llega, encantado y si no, encantado igual. El esfuerzo es el mismo. Dije que ganar con 55 me hace especial ilusión, pero corro por satisfacción personal y me alegra que la gente disfrute; no lo hago para conseguir un premio especial", señaló tras la recepción en la sede regional de la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

Carlos Sainz, que confesó que circular por Madrid con el Peugeot del Dakar "es una sensación un poco rara" y que le ha hecho "especial ilusión" pasar por delante del Santiago Bernabéu "como es lógico", destacó la acogida que les ha brindado, a él y a su copiloto Lucas Cruz, la afición, prensa y autoridades.

"La gente nos ha recibido de una manera excepcional. Las felicitaciones que hemos recibido han sido increíbles. Me alegro mucho porque ha habido mucha gente que ha disfrutado con la carrera, y para los deportistas que pase eso y se hable de España es un sueño", manifestó.

Respecto al futuro y su posible participación en la próxima edición del Dakar, el piloto madrileño pidió paciencia. "Seguimos celebrando. Cuando llegue el momento, lo diré. Lo único que espero es que el que crea que debo seguir, y el que no, lo respete. No me ha dado tiempo a recibir ofertas; los equipos están haciendo sus planes", explicó.

Por otro lado, tampoco espera un homenaje del Real Madrid en el Santiago Bernabéu. "Me siento absolutamente reconocido, no necesito más homenajes. Iré como primer madridista a animar al Madrid, pero no necesito ningún reconocimiento. Hoy ha estado Emilio Butragueño, recibí la llamada del club ...", señaló el bicampeón del Dakar.