Agresión a la hija de Carlos Sainz en un Uber
Agresión a la hija de Carlos Sainz en un Uber. reyesvdec

Tras casi un mes en Perú para la disputa del Dakar 2019, Carlos Sainz se encontró una desagradable noticia cuando aterrizó en España. Una de sus hijas, Ana, había vivido en directo la agresión de un taxista al coche de Uber en el que regresaba a casa. La denuncia la hizo la matriarca de la familia, Reyes, con un vídeo en su cuenta de instagram, que es privado.

En las imágenes que comparte la esposa del piloto de rallies y madre del de Fórmula 1, se ve dentro del coche cómo dos jóvenes muestran el suelo del coche lleno de cristales y la piedra, de un tamaño considerable, que lanzaron contra el vehículo en el que iban y que rompió el cristal de la puerta del asiento del copiloto. También se escucha la voz de la propia Ana y una acompañante: "Estoy flipando. Qué horror. ¿Qué hacemos? Que me ha dado en la cara", dicen las jóvenes, en evidente estado de nerviosismo.

Sainz se hizo eco de lo sucedido en twitter, y envió un mensaje de denuncia hacia lo ocurrido, pero también de responsabilidad hacia el gremio de taxistas: "A mi vuelta me entero de esto! Completamente indignado pero se que el gremio de los taxistas no puede apoyar este tipo de agresiones, ayer mi hija estuvo a punto de tener un incidente muy serio. Así no!!".

También Carlos Sainz Jr., piloto de Fórmula 1 y hermano de la afectada, denunció lo ocurrido, aunque él sí compartió el vídeo. "Indignado con la agresión que sufrió ayer mi hermana en un uber por Madrid. Un taxista les tiro una piedra. Se podrian haber hecho mucho daño o algo peor. Sé que la mayoria del gremio no apoya este tipo de agresiones pero pongan fin a esta situación", denunció el de McLaren.

Es la segunda vez que el deporte se ve afectado, aunque esta vez es de manera secundaria, por las protestas violentas de los taxistas contra los propietarios y conductores de licencias VTC. La portera internacional neozelandesa Eric Nayler también denunció públicamente la agresión por parte de taxistas cuando viajaba en Uber por Barcelona.