Carlos Moyá y Roberto Bautista
El capitán español de Copa Davis, Carlos Moyá, reconforta a Roberto Bautista en el cuarto partido de la eliminatoria por la permanencia del torneo entre Brasil y España. EFE

Carlos Moyá ha presentado su renuncia como capitán del equipo español de Copa Davis de cara a 2015.

"Cómo a él le gusta hacer las cosas, siendo claro, nos ha comunicado que no se siente con fuerzas para continuar al frente del equipo. El no quiere seguir", aseguran a 20minutos fuentes de la Federación Española de Tenis (RFET).

Sin embargo, "no hay confirmación oficial", indican desde la RFET. "La Federación quiere que Carlos siga. Tenemos varias opciones para ser capitán, y Carlos es una de ellas. Pero no todo depende de nosotros, así que veremos qué pasa en estos días".

La drástica decisión podría haber sido motivada por varios factores, aunque esas mismas fuentes señalan dos: "El descenso del Grupo Mundial y, evidentemente, los jugadores, de los que se considera amigo y a los que no ha podido convencer para que acudan a la Davis".

Capitán solo un año

El extenista sustituyó a Álex Corretja como capitán del equipo español e inició su andadura el pasado 1 de enero.

La Federación anunció el 9 de octubre de 2013 que Moyá estaría al mando. Ahora, casi un año después, y aunque no hay confirmación oficial, parece próximo el anuncio de un nuevo capitán tras la renuncia del mallorquín.

Un jugador carismático

Número del mundo en 1999, ganador de Roland Garros en 1998 y finalista del Abierto de Australia 1997 y el Torneo de Maestros, actual ATP World Tour Finals, de 1998, Moyá ha sido uno de los mejores jugadores de España, con una larga trayectoria que no ha tenido su reflejo en el banquillo español.

Fue el primer número uno del mundo español de la historia y colgó la raqueta a los 34 años, después de dos campañas marcadas por las lesiones y con 20 títulos en su palmarés, entre los que destacó aquel Roland Garros de 1998 en el que derrotó en la final a Álex Corretja.

Disputó la final del Abierto de Australia en 1997 con apenas 20 años y pese a perder contra el estadounidense Pete Sampras se ganó el corazón de la afición en la entrega de trofeos al despedirse de la Pista Central Rod Laver Arena emulando a Chiquito de la Calzada con una frase que ya le acompañaría siempre: '¡Hasta luego, Lucas!'.

'Charly', uno de los jugadores más carismáticos de la 'Armada' dentro y fuera de la pista, perdió al año siguiente ante Corretja en la final de la Copa Masters, que se tomó así la revancha de Roland Garros.

Las lesiones le hicieron perderse los Juegos de Sydney 2000 y la final de la Copa Davis en el Sant Jordi, donde España conquistó su primera 'Ensaladera' ante Australia. Moyá integró, no obstante, el equipo español de la Davis que derrotó en la final de Sevilla a Estados Unidos en 2004 y se retiró tras conquistar 20 títulos, en doce años, disputar otras 24 finales y con un balance de 575 victorias y 319 derrotas.