Carlos Bautista golpea a la bola
Carlos Bautista golpea a la bola. (JUAN NIETO) JUAN NIETO

Carlos Bautista sigue la senda de Rafa Nadal. A principios de este mes ganó el Master Internacional Nike Junior Tour en categoría infantil, igual que hizo el número uno del mundo del tenis actual en el año 2000. A los 14 años, Bautista ya es un maestro del tenis. «Es muy difícil llegar a ser tenista profesional. Me gustaría serlo, pero, si no, estudiaré para profesor. Viven bien y tienen muchas vacaciones».

Si no llego a profesional, estudiaré para profesor. Viven bien y tiene muchas vacaciones

El tenista, nacido en Manzanares (Ciudad Real) y de 1,65 metros de altura, que se entrena en el Club Cerro del Espino de Membrilla, se impuso en la final (6-4 y 6-4) a un gigantón alemán de 1,90, Kevin Kaczynski. «Me entreno más de 1.000 horas al año. Todos los días de la semana, dos horas y media», explica Carlos.

La final mundial del Masters se celebró en Florida. Los participantes disfrutaron de una experiencia que nunca se les borrará, reconoce Bautista: «Todas las noches preparaban algo. Unas veces, fiestas pirata; otras, conciertos... Entre los tenistas no había ninguna envidia, sino mucho compañerismo, aunque en los torneos de España hay más jaleo en las habitaciones de los hoteles. Sólo me faltó ir a Disneyworld, pero no me dio tiempo porque jugué la final».

«Mi ídolo es Ferrer»

"Me identifico con el juego de David Ferrer. Es mi ídolo». Aún no le conoce, ni a Nadal. De vuelta a España, está recuperando las clases de 3.º de la E.S.O perdidas. «El inglés se me da bien. Sólo es cuestión de perder el miedo, pero llevo una semana cogiendo apuntes de todas las asignaturas».