Carlo Ancelotti
El entrenador del Real Madrid a su llegada a Lisboa. EFE

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, dijo en la rueda de prensa previa a la final de la Liga de Campeones, ante el Atlético de Madrid, que "el entrenamiento de este viernes es importante, Cristiano y Bale no tendrán ningún problema, pero tendremos que valorar a Pepe y Benzema porque no han entrenado en toda la semana. Después tomaremos la decisión".

Ancelotti, que compareció ante los medios junto a los capitanes Iker Casillas y Sergio Ramos, dijo que "hemos conseguido el objetivo marcado a principio de temporada, para todo madridista el partido será un evento especial". Sobre su trabajo como motivador, "mi trabajo está focalizado en la táctica del partido, tengo que dar instrucciones muy claras a mis jugadores, y es una buena opción para evitar la presión". "Nuestra idea es jugar con nuestro estilo, será el partido más igualado en el perfil táctico, tenemos que defender bien y atacar bien", dijo sobre el partido. "No creo que sea un partido de individualidades. Quien sea más equipo será quien gane el partido", apostilló.

Quien sea más equipo será quien gane el partido

Además, el técnico italiano dijo sentirse "tranquilo" y dijo que sueña con hacer un partido "como contra el Bayern de Múnich". Sobre Cristiano Ronaldo, dijo que "necesitamos de él lo mejor". Ancelotti afirmó que lo que más le preocupa de la final es "lo impredecible, que es lo único que no se puede dominar". Sobre la posibilidad de una tanda de penaltis, dijo que no están preparados, pero que cuentan con una lista de jugadores que los pueden tirar.

Tuvo palabras elogiosas para su homólogo: "Tiene una química con sus jugadores muy buena, creo que por eso han ganado la Liga y está haciendo un trabajo fantástico".

"Me preocupo por los míos"

Sergio Ramos, sobre la posible baja de Diego Costa, dijo que "quien juegue del rival no me quita ni un minuto. A mí me preocupan Karim, Pepe, los míos..." Para el sevillano, cree que la presencia del Madrid en la final es "una recompensa al trabajo", aseguró que la final "es un sueño" y admitió que la sensación es "extraña".

El central internacional quiso hacer hincapié que también el Real Madrid juega con intensidad y con esfuerzo, incluso parafraseó a Simeone diciendo que la historia del Madrid se escribe "partido a partido".

Por su parte, Iker Casillas reconoció que "si en los últimos partidos de Liga hubiéramos estado acertados estaríamos hablando de otra cosa". El portero destacó las jugadas a balón parado del Atleti y admitió que un pequeño detalle "te puede cambiar el partido". Además, el mostoleño cree que en lo personal, valora mucho más esta final que la que disputó en sus inicios como profesional: "A medida de que te vas haciendo mayor te das cuenta de lo importante que es hacer feliz a millones de personas".

Sobre las experiencias de años anteriores, Casillas cree que el grupo es más "maduro, más experto y, a base de palos, más fuerte".