Carlo Ancelotti conquistó su primer título como técnico del Real Madrid en su primera oportunidad, al derrotar al Barcelona 1-2 en la final de Copa del Rey, y su plantilla se lo agradeció con un manteo en la celebración sobre el césped de Mestalla. Ancelotti disfrutó del momento sonriente, lanzado al aire por todos sus jugadores sin soltar la copa en miniatura que recibió de manos del rey Juan Carlos en el palco de honor.

En nueve meses ha conseguido Ancelotti igualar lo que consiguió su antecesor José Mourinho en su primer añoSe convirtió Ancelotti en el segundo entrenador italiano que consigue la Copa del Rey en la historia de la competición. Antes lo había conseguido solamente Claudio Ranieri, en la temporada 1998-99 con el Valencia. Es la tercera Copa que conquista Ancelotti en tres países diferentes tras vencer las tres finales que ha dirigido como entrenador. Antes lo hizo con el Milan en 2003 y Chelsea en 2010.

En nueve meses ha conseguido Ancelotti igualar lo que consiguió su antecesor José Mourinho en su primer año, alcanzar las semifinales de Copa del Rey y ser campeón de Copa del Rey. En su mano tiene aún la posibilidad de remontar en Liga y dar la décima Copa de Europa al madridismo.

Ancelotti afirmó que su equipo mereció la victoria, aunque había sufrido mucho para superar a un rival muy fuerte como el Barcelona y admitió que el triunfo ayuda para afrontar las dos competiciones, en las que sigue su equipo, la Liga española y la Liga de Campeones. Tras la victoria por 2-1 ante el Barcelona explicó que al principio del segundo tiempo tuvieron la oportunidad de "matar el partido" y que con el planteamiento de 4-4-2 con el que afrontó el encuentro de este míercoles, el objetivo era el de tratar de dificultar los pases entre líneas del rival.

"No tengo ninguna cuenta pendiente con nadie. Estoy feliz por haber ganado la competición en la que hemos estado muy bien y lo estoy por los jugadores y nuestra afición en un partido en el que los seguidores de los dos equipos dieron un gran espectáculo", señaló. Ancelotti destacó el juego de contragolpe de su equipo y lamentó que en la primera mitad regalaran algún balón, aunque defensivamente estuvieron bien. Finalmente dio su opinión sobre Gareth Bale y sobre el Barcelona.

Respecto al futbolista que decantó la final, indicó que ese ha sido probablemente el gol más importante de su carrera, tanto por la calidad del tanto como por el partido en el que lo ha conseguido. "Sin embargo, lo importante para ganar al Barcelona no ha estado en cuestiones individuales, sino en que el Real Madrid se mostró como un equipo muy compacto", agregó. Sobre el rival dijo que había jugado un buen partido. "Puede ser que este año las cosas no les hayan salido bien, pero estoy seguro que van a luchar hasta el final por el título de Liga. No creo que su ciclo esté terminado", concluyó.