Carla Suárez, en Wimbledon
La tenista grancanaria Carla Suárez, durante su eliminatoria de primera ronda en Wimbledon 2015. ANDY RAIN / EFE

La tenista española Carla Suárez, novena raqueta en la clasificación mundial, lamentó este lunes su temprana despedida del torneo de Wimbledon, donde perdió en primera ronda y según su valoración no había "estado a la altura" de un certamen "de este nivel". "No ha sido un día bueno para mí; no he estado a la altura en un torneo de un nivel como éste", explicó Suárez, que claudicó frente a la letona de 18 años Jelena Ostapenko (6-2 y 6-0), numero 147 del ránking.

Es una decepción irse en primera ronda, aunque no solo en Wimbledon, en ningún torneo quiero irme tan temprano

La tenista canaria, que partía como novena favorita, se despidió del torneo, que comenzó este lunes en el All England Tennis Club, después de solo 53 minutos ante la campeona júnior del pasado año. "Ha hecho un gran partido y ha jugado muy cómoda, muy suelta, con mucha confianza. Es una chica que tiene un gran futuro por delante, pero el principal problema es que yo no he estado con la competitividad que se requiere", agregó Suárez.

"No la conocía mucho; he visto vídeos y sé que juega agresiva, con un gran revés. Las nuevas jugadoras que están llegando vienen con mucha hambre", indicó. "Es una decepción irse en primera ronda, aunque no solo en Wimbledon, en ningún torneo quiero irme tan temprano. Hay que ser consciente de este tipo de resultados y ahora toca reflexionar e intentar hacerlo mejor en el próximo Grand Slam", expuso la española.

"La hierba es una superficie que a mí me cuesta, no he ganado muchos partidos en estos últimos años atrás, pero es cuestión de adaptarse. Creo que mi tenis puede hacerlo, pero necesito paciencia", subrayó. Cuestionada sobre la polémica entre los tenistas españoles y la Federación Española de Tenis (RFET), Suárez dijo que "lo importante es que tanto los jugadores como la gente que quiere mejorar el tenis estén unidos".