El entrenador del Depor, Joaquín Caparrós, guardó silencio ayer sobre la cena que mantuvo el martes con el presidente, Augusto César Lendoiro, y aseguró que habrá más reuniones.