Samuel Etoo
Samuel Etoo, delantero del Inter, celebra el gol de la victoria ante el Cagliari. EFE

Los cánticos racistas dirigidos hacia Samuel Eto'o obligaron este domingo a detener durante unos tres minutos el partido Cagliari-Inter de Milán correspondiente a la séptima jornada de la Liga italiana, que curiosamente se resolvió a favor del equipo de Rafa Benítez con un gol del delantero camerunés.

En España el camerunés ya sufrió cánticos racistas en varios estadios

Tres minutos después de comenzar en el encuentro, en Cagliari, la capital de la isla de Cerdeña, en la llamada "curva norte" del estadio sardo, ocupada por los hinchas locales, éstos comenzaron a entonar el sonido "buu", el clásico cántico de tintes racistas que los 'tifosi' dedican a los jugadores negros.

Estos cánticos racistas en el Stadio Sant'Elia de Cerdeña llevaron al árbitro a parar el encuentro y dirigirse a los banquillos. Con el partido detenido, la megafonía del estadio avisó a los aficionados que, si no cesaban los cánticos, el partido podía suspenderse definitivamente.

Finalmente el partido se disputó y fue el propio Eto'o quien dio la victoria al Inter (0-1) con un gran disparo desde fuera del área en el minuto 39. Durante su estancia en el Barcelona, el camerunés protagonizó un episodio similar en La Romareda de Zaragoza, donde amenazó con abandonar el campo por los gritos racistas. En otros estadios, como el del Getafe, también tuvo incidentes similares.