Karim Benzema
Imagen del delantero francés Karim Benzema en un partido de Liga. GTRES

El Real Madrid y el Bernabéu andaba aún con el tembleque tras la primera parte del partido ante el Bayern cuando tuvo lugar una de las jugadas más surrealistas que se han visto en mucho tiempo.

En el primer minuto de la reanudación, el defensa muniqués Tolisso cedió un balón peligroso al meta Ulreich. Parecía una jugada sencilla y el despeje del portero acabaría con el peligro.

Pero Ulreich se lió: no podía pararla con las manos e intentó golpear el balón con el pie, pero tampoco fue capaz. El esférico pasó por debajo de él y caminó hacia la portería. Atento estuvo a la jugada Benzema, que acompañó la jugada y depositó el balón manso en la red. Ver para creer. Era el segundo tanto del francés.