Los jugadores del Celta Fabián Canobbio y Roberto Lago coincidieron ayer en elogiar la progresión que ha mostrado en los últimos partidos su compañero Quincy Owusu Abeiye. Roberto Lago destacó «su potencia fantástica que nos permite resolver partidos cuando el rival se encierra. Es imposible que consiga adelantarle en carrera». Canobbio alabó su capacidad «para adaptarse y aprovechar bien la banda gracias a su velocidad». El jugador holandés de origen ganés y 21 años marcó en los últimos minutos del choque ante el Sevilla Atlético el gol que dio la victoria al Celta.