Cannavaro
Fabio Cannavaro, posa sonriente con el Balón de Oro. (Efe) EFE/Oliver Weiken

Fabio Cannavaro ya tiene en sus manos el Balón de Oro. Lo ha recibido en París después de superar en la votación al también italiano Gianluigi Buffon (Juventus) y al francés Thierry Henry (Arsenal).

El italiano del Real Madrid se convierte en el tercer defensa en lograr el galardón tras los alemanes Franz Beckembauer (1972, 1976) y Matthias Sammer (1996).

Sueño cumplido

"Estoy muy feliz. Es un sueño que he buscado toda mi vida porque para un defensa es muy difícil ganarlo. Espero brindar lo antes posible este título al Bernabéu porque es un sueño", manifestó el madridista.

Estoy muy feliz. Es un sueño que he buscado toda mi vida porque para un defensa es muy difícil ganarlo.

El zaguero transalpino, campeón del Mundo con la selección 'azzurra' en Alemania 2006 , recibió el reconocimiento en la sede de la revista gala en París y sucede en el palmarés al azulgrana Ronaldinho.

En la foto que publica la revista en su web oficial, fiel a su estilo, aparece con una enorme sonsisa, tras imponerse en la votación a Gianluigi Buffon (Juventus) y Thierry Henry (Arsenal), segundo y tercero, respectivamente.

'Il Bello', cuarto italiano en lograrlo

Cannavaro se convierte en el cuarto jugador italiano en lograrlo, tras Gianni Rivera (1969), Paolo Rossi (1982) y Roberto Baggio (1993) y en el séptimo que juega en el Real Madrid después de Di Stéfano (1957 y 1959), Raymond Kopa (1958), Ronaldo (1997 y 2002), Zidane (1998), Figo (2000) y Owen (2001).

Fabio Cannavaro comenzó su carrera en el Nápoles con 16 años. A los 20 hacía su debut oficial, en un partido ante el Juventus de Turín. En la temporada 1994/95 fichó por el Parma, club en el que ganó una Copa de la UEFA (y dos Copas de Italia) en la temporada 1998/99. Jugó en el Inter, luego en el Juventus, antes de fichar por el Real Madrid.

Cannavaro: "Un premio para los niños de Nápoles"

Tras recibir el galardón, el napolitano Fabio Cannavaro aseguró que es "un premio para que sueñen los niños de Nápoles. Es una ciudad muy particular, con muchos problemas".

Es un premio para que sueñen los niños de Nápoles, una ciudad muy particular, con muchos problemas.



El jugador del Real Madrid indicó que dedicará el premio a los aficionados blancos en el Santiago Bernabéu, a los de Turín y, sobre todo, a los de Nápoles, donde cree que "me queda mucho" para llegar a ser como Maradona, "un icono en Nápoles".

La clave, el Mundial

El jugador no quiso entrar en la polémica sobre la justicia del premio que le han otorgado, afirmó que "si se analiza mi temporada en la Juventus y en el Mundial, han sido prestaciones de altísimo nivel. Pero otros jugadores también merecían el premio. Creo que han premiado la continuidad".

De no haberlo ganado él, Cannavaro indicó que su ex compañero de equipo Gianluigi Buffon hubiera sido su favorito, seguido del francés Thierry Henry y del italiano Andrea Pirlo.

El defensa afirmó que su victoria es "doble", ya que a la dificultad propia de ganar un premio como el Balón de Oro se suma la añadida por el hecho de ser un defensa.

Este es un premio a todos los defensores. Algunos gestos defensivos valen más que algunos goles fáciles de meter.


"Siempre se lo han dado a jugadores con cualidades diferentes a las mías y por eso creo que este es un premio a todos los defensores (...) Algunos gestos defensivos valen más que algunos goles fáciles de meter. Y no hablo del golazo que metió el sábado Ronaldinho, que por sí mismo vale el precio de la entrada", afirmó.

Se acordó de Hierro 

Cannavaro reconoció que su victoria en el Mundial debió ser determinante para que el jurado de 52 periodistas de "France Football" le dieran un galardón que otros defensores importantes como Paolo Maldini o Franco Baresi no recibieron.

"Ellos también fueron grandes defensores, pero me gustaría recordar también a Fernando Hierro. Creo que la diferencia es que yo gané el Mundial. Italia estuvo por encima de lo esperado y yo hice grandes partidos", indicó.

Y como delanteros, el jugador de la eterna sonrisa destacó que los más complicados a los que ha tenido que defender han sido Ronaldo, Henry y Shevchenko, sin olvidar medio en serio medio en broma a su actual director deportivo, Pedja Mijatovic, que le acompañó a París.

Lippi: "La coronación a un año excepcional"

Marcello Lippi, ex seleccionador italiano que llevó este julio al equipo nacional a la conquista de la Copa del Mundo de Alemania, al anuncio oficial del defensa Fabio Cannavaro como "Balón de Oro del Fútbol Europeo 2006", ha indicado que "es la coronación a un año excepcional".

"Es un premio fantástico, la coronación de un año excepcional; y Cannavaro como capitán de un grupo fantástico lo retirará un poco en el nombre de todos" aseguró Marcello Lippi, ex seleccionador italiano.

Para Lippi, no es sorprendente que "sea un defensa quien gane el galardón": "Un gran campeón es un jugador determinante para su equipo, prescindiendo de la posición en que juegue. Y Cannavaro lo es".