Canizares
Santiago Cañizares, a la salida de su declaración en el juicio de David Albelda con el Valencia CF. EFE

Santiago Cañizares, uno de los apartados de Ronald Koeman en el Valencia junto a Albelda y Angulo, no descarta ir a juicio, tal y como ha hecho Albelda.

En una entrevista en el blog del periodista Juan Carlos Rivero en el portal Terra, el portero de 38 años asegura que piensa en todas las posibilidades. "Espero llegar a un acuerdo. Hay que negociar y resolver el contrato ya que es el Valencia el que no quiere que juegue aquí. Pero ya sabemos que si dos personas no se ponen de acuerdo entonces tiene que intervenir un juez", asegura.

"A mí lo que me gustaría es llegar a un entendimiento. Pero por lo que veo a día de hoy es imposible aunque no pierdo la esperanza. Si bien no descarto nada. Tengo menos prisa que Albelda, él tiene 30 años, es internacional, una Eurocopa, por eso ha tenido que decidir rápido y buscar la vía judicial", afirma el ex guardameta de la selección española.

Sin explicaciones a día de hoy

"El problema que tengo, al igual que Angulo y Albelda, es que no se quieren hacer responsables de su decisión. Ahora, mi idea es desvincularme del Valencia", dijo.

"Yo sólo he pedido públicamente el por qué de esta decisión, pero no nos han dicho nada, ni el entrenador, ni el presidente, Juan Soler; ni en público, ni en privado. Ni siquiera en el juicio de Albelda del otro día", indicó.

Tengo que irme de aquí por las buenas, pero el Valencia tiene que pagarme



"Estoy en un equipo que no me quiere, pero que no negocia. Tengo que irme de aquí por las buenas, pero el Valencia tiene que pagarme. No descarto el papelón por el que ha tenido que pasar Albelda si esa es la única manera de solucionar este tema", indicó.

Cañizares quiere seguir como futbolista en activo, pero en un club "con una buena estructura y un buen proyecto deportivo", aspectos que considera no se dan en el Valencia. "No hay más que comparar lo que era este club hasta hace poco y lo que es ahora", dijo.

Sobre sus compañeros, indicó que no puede hacerles partícipes de la situación actual y dijo que deben quedarse al margen "y sentirse fuertes por el bien del Valencia".