Matthias Walkner
El piloto austriaco Matthias Walkner conduce su KTM durante la undécima etapa del Rally Dakar 2018, entre Belén y Chilecito (Argentina). NICOLÁS AGUILERA / EFE

La dirección de carrera del Dakar 2018 decidió este miércoles cancelar para las motos y los quads la duodécima etapa del rally, entre Fiambalá y San Juan (Argentina), informaron fuentes de la organización.

La suspensión está causada por la negativa de los pilotos de motos y quads de salir después de los coches y camiones tras modificar el recorrido por la previsión de condiciones climáticas adversas en el momento de la competición, según explicaron jefes de equipos participantes.

Las malas condiciones climatológicas que se prevén para este jueves en la región de Fiambalá impedirán volar a los helicópteros que conforman el dispositivo de seguridad del primer tramo de carrera para motos y quads.

En el plan inicial, las motos y quads tenían un recorrido de 375 kilómetros cronometrados cerca de Fiambalá (distinto al de coches y camiones), que fue cancelado para que a cambio formaran parte del trazado planeado para los vehículos de grandes dimensiones.

Los pilotos afrontaban la segunda parte de la segunda etapa 'maratón' del rally, que comenzó este miércoles entre Belén y Fiambalá, donde no pueden recibir ningún tipo de asistencia mecánica a menos que fuera de otro piloto.

De este modo, los motociclistas y pilotos de quads viajarán desde Fiambalá hasta San Juan en un tramo de enlace que no contará para la competición, a reanudarse en la penúltima etapa de este viernes entre San Juan y Córdoba.

La suspensión beneficia al líder de la carrera en motos, el austriaco Matthias Walkner (KTM), que tiene una ventaja de 32 minutos sobre el argentino Kevin Benavides (Honda), de 39 minutos sobre el australiano Toby Price (KTM) y de 49 minutos sobre el español Gerard Farrés (KTM).

Es la segunda etapa cancelada para las motos, después de que la organización ya cancelara para todas las categorías la novena etapa del rally, entre Tupiza (Bolivia) y Salta (Argentina) ante la imposibilidad de instalar en condiciones el campamento de salida porque el terreno que lo albergaba quedó inundado.

Asimismo, las motos tampoco recorrieron el primer tramo cronometrado de 113 kilómetros de la sexta etapa, entre Arequipa (Perú) y La Paz, por la acumulación de nieblas en la zona.