Barça
Los jugadores del Barça, cabizbajos tras perder la Liga ante el Atlético en su estadio. EFE

El Camp Nou ha despedido a su equipo con muchos pitos y unos cuantos pañuelos y ha saludado al nuevo campeón, el Atlético de Madrid con una cerrada ovación.

Un par de minutos antes de que Mateu Lahoz pitara el final del partido, el banquillo atlético ya vivió la emoción de pie. Solo se sentía el calor de los menos de 500 colchoneros que vieron el partido en el Camp Nou.

Un par de minutos antes de que Mateu Lahoz pitara el final del partido, el banquillo atlético ya vivió la emoción de pie

Felicitaciones de los azulgrana sobre el terreno de juego y de los espectadores que se rindieron a la evidencia. Pitos para los suyos y ovación para los atléticos, que lo celebraron a lo grande sobre el terreno de juego.

Botellas de cava y burbujas esparcidas por el césped, abrazos, sonrisas y algunas lágrimas. Los jugadores rodearon a su entrenador, a Diego Pablo Simeone, y acabaron alzándole sobre el cielo de Barcelona.

Dijo el técnico argentino que ni el ni sus jugadores fueron culpables de lo que ha ocurrido para llevarse esta Liga. Su idea de ir "partido a partido" le ha dado resultados, pero sobre todo el trabajo.

"El trabajo tiene la culpa de esto. Nunca se negoció", dijo un Simeone radiante a los micrófonos de Canal+. Ganada la Liga, el Atlético se le presenta el reto de hacer historia y llevarse la primera Champions de su vida, para eso falta una semana.

Andrés Iniesta, centrocampista del Barcelona, aseguró hoy, tras perder la Liga ante el Atlético de Madrid en el último partido, que el conjunto rojiblanco fue el "justo campeón" y declaró que su equipo completó "una decepción de temporada".

"Hemos tenido 45 minutos buenos. Felicitar al Atlético. Nos hemos adelantado en el marcador y ese gol en la estrategia les hado el empate. El Atlético es el justo campeón", dijo en Gol T.