José Luis Pérez Caminero
Imagen de archivo de José Luis Pérez Caminero. EFE

El Juzgado de Instrucción número 3 de Majadahonda (Madrid) ha solicitado en un auto la transformación en "procedimiento abreviado" las diligencias previas incoadas en el marco del procedimiento, conocido popularmente como 'Caso Caminero y otros' y que se siga con la tramitación de las diligencias contra los imputados, entre los que se encuentra José Luis Pérez Caminero, director deportivo del Atlético de Madrid, que está imputado por un presunto delito de blanqueo de capitales.

31 personas fueron detenidas y 570 kilos de cocaína intervenidos

El exfutbolista y ahora directivo rojiblanco figura como imputado en un presunto caso de blanqueo de capitales, después de que en 2009 fuera detenido junto con otras 30 personas en una operación contra el narcotráfico y el blanqueo de capitales, aunque posteriormente fue puesto en libertad.

Esta operación, que se desarrolló en Madrid, Valladolid, Sevilla y Barcelona, permitió desmantelar totalmente la estructura de la red, detener a 31 personas, incautarse de 570 kilos de cocaína e intervenir más de 2 millones de euros procedentes del narcotráfico.

Según el escrito del magistrado-juez Gregorio Mª Callejo Hernanz, éste solicita que se continúe "la tramitación de las diligencias previas por los trámites del procedimiento abreviado por si los hechos imputados fueren constitutivos de un presunto delito de blanqueo de capitales, a cuyo efecto dese traslado al Ministerio Fiscal y en su caso, a las acusaciones particulares personadas, a fin de que en el plazo común de 10 días, formulen escrito de acusación".

Además, en el caso de que sea preciso se solicita "la apertura de juicio oral en la forma prescrita por la Ley o bien el sobreseimiento de la causa, sin perjuicio de que pueda solicitar excepcionalmente la práctica de las diligencias complementarias que consideren imprescindibles para formular la acusación", reza el auto del magistrado.

Red organizada de narcotráfico

Las investigaciones de este caso se iniciaron cuando se tuvo conocimiento de la existencia de una red organizada que se dedicaba a introducir en el territorio nacional importantes cantidades de cocaína procedente de México y Colombia. En ese momento, la Guardia Civil estableció un dispositivo de vigilancia y control para identificar a los responsables de la red y proceder a su detención.

Caminero podría haber pertenecido a uno de los grupos de una red de narcotráfico

Fruto de este dispositivo se pudo constatar que la red estaba compuesta por tres grupos, uno integrado por ciudadanos colombianos y otro por ciudadanos mexicanos, ambos encargados de introducir y distribuir cocaína en España.

Asimismo, se comprobó la existencia de un tercer grupo que estaría liderado por ciudadanos españoles, entre los que figuraría José Luis Pérez Caminero, que utilizaban como tapadera empresas y negocios legales, a través de los cuales presuntamente blanqueaban los beneficios obtenidos con el tráfico de drogas.

Así, el auto recuerda que el 8 de junio de 2009 fue interceptado Caminero cuando portaba 58.500 euros en efectivo que llevaba desde Valladolid a Madrid para entregárselos a Francisco Díaz Suero. El exfutbolista había sido con anterioridad objeto de vigilancias policiales que le habían localizado en la joyería de Eduardo Hernández Juanes.

Una vez obtenido el dinero objeto de la transacción, era enviado como pago de la droga a través de integrantes de la organización, que alegaban ser turistas y que habiendo finalizado su estancia en España, volvían a su país de origen.

En una de estas intervenciones fueron descubiertos en dobles fondos practicados en sus maletas 685.400 euros, cuyo destino era el aeropuerto de México. Además, se pudo interceptar una partida que el grupo estaba almacenando en un piso ubicado en el madrileño barrio del Ensanche de Vallecas, logrando intervenir los 550.000 gramos.

Seguidamente, los agentes intervinieron 23.500 gramos en Madrid capital, cuando se procedía a realizar el traslado para una transacción. En la operación se han intervenido 570 kilos de cocaína, más de 2 millones de euros, 7 vehículos de alta gama, máquinas para contar dinero, numerosa documentación que está siendo analizada, y se ha procedido al embargo y bloqueo de cuentas bancarias, chalés y pisos.