Deportistas españoles
Raba Nadal, Iker Casillas, Fernando Alonso y Pau Gasol. ARCHIVO

El siglo XXI ha estado plagado de éxitos para el deporte español. Tras muchísimos años de éxitos esporádicos (Ángel Nieto, Seve Ballesteros, Manolo Santana), el despegue se produjo a comienzos de los 90, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Barcelona '92, con nombres como Miguel Indurain o Fermín Cacho, pero no fue hasta el comienzo del nuevo siglo cuando se convirtió en una potencia mundial dominante.

Tres han sido los máximos exponentes de esos éxitos. Rafa Nadal, con un currículum interminable y convertido ya en uno de los tenistas más importantes de la historia; Fernando Alonso, bicampeón de Fórmula 1; y Pau Gasol, una superestrella de la NBA. Pero no hay que olvidar tampoco los increíbles éxitos de deportistas como Alberto Contador, Alejandro Valverde, Mireia Belmonte, Ruth Beitia, Marc Márquez, Jorge Lorenzo, Sergio García o Carolina Marín, entre otros muchos nombres.

El problema llega ahora, con el relevo. Talento hay, de eso no hay duda, pero sustituir a gigantes de sus respectivas disciplinas no es tarea sencilla. Y el panorama, en algunos deportes, no es del todo alentador.

Fórmula 1

Fernando Alonso fue un pionero para España en la F1. El primer piloto español en ganar una carrera y en ser campeón del mundo (dos veces, en 2005 y 2006) ha decidido retirarse del Gran Circo. Su relevo lo toma Carlos Sainz Jr, sin duda un buen piloto, aunque de momento parece lejos de lograr los éxitos del asturiano.

Tenis

Tras las grandes carreras de Sergi Bruguera, Carles Moyá, Alex Corretja o Juan Carlos Ferrero, uno de los mejores deportistas de la historia les ha eclipsado totalmente (como a David Ferrer). Rafa Nadal es un deportista inigualable, y su relevo se antoja imposible tanto en el corto plazo como en el largo.

Al balear le queda algún año todavía en la élite, pero no demasiados, y su sucesión no tiene buena pinta: no hay ningún tenista español por debajo de los 25 años en el top 50 del mundo, y solo uno en el top 100 (Jaume Munar, 21 años, puesto 81).

Baloncesto

La generación de oro del baloncesto español tiene miembros de inmenso talento, y entre ellos el más destacado es Pau Gasol. El de Sant Boi, estrella de la NBA y líder de una selección campeona de casi todo, tiene ya 38 años y la retirada no parece lejana. Y este año se ha retirado otra gran leyenda del basket patrio, Juan Carlos Navarro.

Su relevo no parece tampoco sencillo. España tiene otros grandes jugadores (Marc Gasol, Ricky Rubio, Sergio Llull, Sergio Rodríguez) pero todos ya veteranos. La nueva hornada, liderada por los Hernangómez (Willy y Juancho) y Abrines tiene muy buenos jugadores, pero lejos del nivel de Pau o Navarro.

Sí parece más halagüeño el futuro en el baloncesto femenino, pues los éxitos son constantes (cinco medallas consecutivas en torneos internacionales). El relevo de las Valdemoro, Palau, Lyttle y compañía sí existe.

Ciclismo

Alberto Contador se retiró hace un año, y Alejandro Valverde, ya con 38 años, lo hará en 2021. Cada uno en su estilo, uno en las grandes vueltas y otro en clásicas y Mundiales, han dado numerosos éxitos al ciclismo español. El relevo aquí parece más claro y es más que prometedor: Enric Mas hizo segundo en la última vuelta con solo 23 años.

Atletismo

Es una disciplina en la que el deporte español no ha acabado de explotar. Los éxitos de Marta Domínguez quedaron empañados por la sombra del dopaje, y los de Ruth Beitia han llegado a su fin. El resto fueron logros más esporádicos. El futuro es interesante con nombres como Bruno Hortelano, Ana Peleteiro, Óscar Husillos o los marchistas (Álvaro Martín, María Pérez...).

Natación

Caso parecido al del atletismo, pero en este caso sí hay un gran nombre: Mireia Belmonte (cuatro medallas olímpicas). Lo peor en el caso de la natación es que no hay relevo para la badalonesa, ni en hombres ni en mujeres.

Fútbol

Quizás el logro más deseado por el aficionado español, el de dominar el futbol mundial, fue logrado por una generación irrepetible que levantó un Mundial (2010) y dos Eurocopas (2008 y 16). La mayoría de sus grandes protagonistas están retirados (Puyol, Alonso) o ya en la recta final de sus carreras y fuera de la selección (Xavi, Casillas, Iniesta, Silva, Villa, Torres, Piqué...).

El futuro es incierto para la Roja, pues si bien hay talento, este no acaba de explotar y los últimos torneos han demostrado que aún están lejos del nivel de sus predecesores.

Las buenas noticias llegan del fútbol femenino, en crecimiento.Este año, España jugará su segundo Mundial, y lo hace con un equipo que apunta alto.