Una cámara aérea suspendida sobre el parque olímpico se precipitó este lunes contra el suelo e hirió "de forma leve a siete personas" al caer al suelo.

La cámara estaba colgada de un cable y era una de las muchas que las empresa Olympic Broadcasting Services (OBS) tiene sobre el parque olímpico para graba imágenes aéreas del recinto y de las arenas.

La policía ha acordonado la zona del accidente para impedir el paso de los visitantes al recinto olímpico.

OBS ha abierto "una investigación completa" para determinar qué ocurrió esta tarde y ha emitido un comunicado en el que explica que primero se rompió, en torno a las 13.30 horas en Río, "la cuerda de tracción" de la cámara, "que es responsable de su movimiento".

"En ese momento OBS envió una unidad a investigar la situación", dice la nota. Se tomó la determinación de "despejar la zona y comenzar a reparar la cuerda". "La cámara estaba entonces a una altura de diez metros sobre una explanada, sujeta por dos guías independientes, cada una de las cuales puede sujetar su peso total de forma independiente", explica OBS. Los operarios pidieron una grúa para acceder a la cámara pero "pocos minutos después, ambas cuerda guías se rompieron simultáneamente".

La cámara se cayó "desde una altura de veinte metros a una explanada en un nivel inferior". "Las Fuerzas de Seguridad de Río 2016 se movilizaron inmediatamente para proporcionar asistencia", continúa el comunicado, que dice que, según las autoridades médicas locales, siete personas resultaron "heridas leves" y precisaron atención médica. "Se ha abierto una investigación completa", concluye OBS, que utiliza las cámaras aéreas para grabar imágenes del Parque Olímpico y sus instalaciones.