Calma en la tormenta
Cannavaro intenta rematar rodeado por cuatro jugadores donostiarras.(Víctor Fraile / Reuters)
Santiago Bernabéu: 60.000 espectadores

Real Madrid Iker Casillas, Cicinho, Sergio Ramos, Cannavaro, Roberto Carlos (Raúl Bravo, min 46), Emerson (Robinho, min 58), Diarra, Reyes (Beckham, min 73), Guti, Raúl y Van Nistelrooy.

Real Sociedad Riesgo, Aitor López Rekarte, Labaka, Juanito, Garrido, Xabi Prieto, Aranburu, Rivas, Gerardo (Garitano, min 51), Gari (Felicio, min 72) y Díaz de Cerio (Kovacevic, min 58).

Goles 1-0 (min 68): Reyes, de libre directo. 2-0 (min 90): Beckham.

Árbitro M. Fernández (C. Asturiano). Mostró cartulina amarilla a Gerardo, Prieto, Labaka y Beckham. Expulsó a Aranburu.

El madridismo pidió culpables tras el ridículo en Lyon y Capello se los dio: Beckham y Cassano. Ambos chuparon banquillo en la visita al Bernabéu de la Real Sociedad. No así Raúl, una vez más titular, una vez más desaparecido.

Ante un equipo con tufo a Segunda, el Madrid certificó su estado depresivo. No juega a nada y el Bernabéu clamó en cuanto olió el panorama. Guti y Reyes, reemplazo de los castigados, intentaban remediar las lagunas creativas de Emerson y Diarra, pero no fue suficiente. Si el equipo se deprime, Guti no anda sobrado de carácter para levantarlo. El primer disparo local llegó a los cuarenta minutos. Y a descansar.

Fue la entrada de Raúl Bravo la que alivió la situación. El Madrid mejoró –algo– en la segunda mitad y Reyes surgió brillante en su estreno. Mandó una falta a la escuadra de Riesgo y la tormenta, ya con viento a favor, amainó. La Real Sociedad fue el calmante perfecto. Con el marcador en contra y uno menos –Aranburu vio la roja– nunca dio sensación de nada que supusiera peligro. La sentencia, de Beckham a la contra, llegaría cuando el partido tocaba a su fin y el público abandonaba el campo, contento por el triunfo, pero mosqueado por observar que el equipo suma, pero no mejora.