Eliud Kipchoge
Eliud Kipchoge, durante la maratón de Río 2016. EFE

La organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ha confirmado el calendario de las competiciones de la cita del próximo verano, en el que uno de los grandes retos serán las extremas condiciones meteorológicas. Los próximos Juegos transcurrirán del 24 de julio al 9 de agosto, aunque la competición arranca dos días antes con el softbol y el fútbol femenino.

Desde el Comité Olímpico Japonés, temen que el calor en las pruebas de atletismo en carretera puedan conllevar riesgo serio de golpes de calor. "Podría llevar a la muerte", ha asegurado Toshiro Muto, jefe ejecutivo de Tokio 2020, que también advierte que la posibilidad de tifones es un "problema importante" en la próxima cita olímpica.

Tanto es así, que los horarios se han modificado. Las pruebas de atletismo, que se celebrarán del 31 de julio al 9 de agosto, se desarrollarán con sus principales finales en horario nocturno y sólo nueve de ellas en el matinal (salto de longitud, peso, 400 metros vallas, 110 y 100 metros vallas y triple salto masculino). La IAAF quiere no sólo primar la salud de los deportistas, sino también "permitir a una audiencia globar verlas en 'prime time'", ha dicho Paul Hardy, director de Competiciones de la Federación Internacional.

Los cinco eventos de carretera (50 km marcha masculino, 20 km marcha masculino y femenino y maratón masculino y femenino) se celebrarán en días separados y con horarios muy tempraneros: los maratones arrancarán a las 6 de la mañana, hora local. El objetivo es evitar esos problemas con el calor.

La anterior cita olímpica disputada en Japón, los Juegos de Tokio 1964, se celebraron en octubre, con lo que se esquivó el peligro de posibles golpes de calor. En los Juegos de Río 2016, el maratón arrancó a las 9:30h, con temperaturas en torno a los 19ºC y bajo la lluvia, lo que fue muy criticado por algunos atletas.