Caleb Ewan
Caleb Ewan celebra su segunda victoria en el Tour de Francia 2019. EFE

Caleb Ewan se llevó la victoria, y van dos en este Tour, en la 16ª etapa con salida y meta en Nimes. Pese a ser una jornada que se esperaba algo más calmada después del arreón de los Pirineos, la jornada no estuvo exenta de incidentes.

Ewan se ha confirmado como el mejor sprinter de este año en Francia, dado que es el único que se ha impuesto en dos jornadas distintas en estas lides. Esta vez, el de Sydney ganó a Elia Viviani y a Dylan Groenewegen con una gran arrancada.

Bajo un intenso calor, el día fue más duro de lo esperado. Pese a que el perfil era razonablemente llano, hubo más problemas de los que los grandes de la ronda esperaban. El vigente campeón de la ronda gala, Geraint Thomas, dio con sus huesos en el suelo y aunque se pudo reenganchar, dejó claro que no está siendo una edición cómoda para él. También pudo seguir en carrera Nairo Quintana, que en los últimos kilómetros se fue al suelo aunque sin mayores consecuencias.

El que sí se quedó fuera fue Jakob Fuglsang, también por una caída. El corredor del Astana se vio envuelto en una caída múltiple, cuando perdió el control de su rueda en una curva. Se hizo daño en el brazo izquierdo, por lo que el equipo no dudó en sacarle de la carrera.

Julien Alaphilippe se mantiene líder de este Tour, con algo más de 1'35 sobre Thomas.