Cuando no es Bosch el que asume el papel de mando (que suele ser casi siempre), allí está Nesterovic, Ford, Calderón o Parker.

En su último partido, el que disputaron ante los Timberwolves de Minnessotta, con Kevin Garnett al frente, fueron Calderón y Parker los encargados de sostener al equipo de Toronto y darle el triunfo final (111-100). El base extremeño saltó al campo en sustitución de T. J. Ford y anotó once de sus doce puntos totales en el último cuarto del encuentro, siendo clave en el triunfo de su equipo, directo hacia los play-off.

También destacó Sergio Rodríguez con los Portland Trail Blazers, aunque sus nueve puntos no impidieron la derrota del equipo, que nada pudo hacer para frenar a  San Antonio Spurs (112-96), una de las escuadras más en forma de la NBA.