«Tenemos una liga de 17 jornadas». Manel Comas dijo ayer en su presentación como nuevo técnico del Cajasol, al que llega en sustitución del argentino Rubén Magnano, que «voy a dar hasta mi última gota de sangre y sapiencia para salvar esta situación. En mi currículo no puede aparecer la mancha de un descenso. Tenemos una Liga de 17 jornadas y tenemos que hacer números de play-off. Hay que hacer diez victorias y podemos hacerlos porque no somos una banda».

Para el preparador barcelonés, que debutará en el banquillo el domingo ante Akasvayu, «es una puñalada sustituir a un compañero» y resaltó que su antecesor «no es el único responsable de la situación». Comas, que fue destituido hace poco menos de un año en el Cajasol, agradeció «la confianza depositada». El Cajasol es  ahora penúltimo de la ACB.