Los zaragozanos necesitaban vencer para aprovechar los tropiezos de sus rivales directos. Esta victoria le sitúa a sólo dos triunfos de luchar por una de las cuatro primeras plazas de la LEB.