El conjunto zaragozano se clasificó este fin de semana para la penúltima fase de esta competición por primera vez en su historia y hoy conocerá su próximo obstáculo hacia el título europeo. En el bombo de semifinales coincidirá con el Magdeburgo alemán, el Skjern danés y el Grasshoper suizo, quizá este último el más accesible para los hombres de Veroljub Kosovac.