El CAI disfruta sufriendo

El conjunto de Alfred Julbe superó anoche a La Palma, pero se complicó la vida y estuvo cerca de pagarlo caro.
El CAI Zaragoza venció anoche a La Palma en el Príncipe Felipe, pero demostró, una vez más, que durante los partidos atraviesa momentos de un bloqueo absoluto. El CAI llegó a ganar ayer de 20 puntos en el tercer cuarto, y en el último periodo se atascó por completo, encajando un parcial de 0-16 que estuvo cerca de costarle la victoria. Por suerte, el equipo reaccionó a tiempo y el triunfo se quedó en casa.

El CAI empezó el encuentro muy motivado y, con un Derrell Washington imponente, anotó nueve puntos en el primer periodo con los que establecer las primeras diferencias en el marcador.

En el segundo cuarto fue Oliver Arteaga, con ocho puntos, quien tiró del conjunto aragonés, y el CAI pudo marcharse al descanso con doce putos de ventaja (40-28).

Bloqueo inexplicable

A la vuelta de los vestuarios, el quinteto de Alfred Julbe siguió mandando sobre el parqué, con un parcial inicial de 7-0 que permitió al CAI bordear la ventaja de 20 puntos (47-28). El trabajo estaba hecho, pero, incomprensiblemente, el equipo zaragozano entró en trance.

Fueron unos pésimos minutos para el CAI, que tardó más de siete minutos en anotar. En ese tiempo, La Palma aprovechó para apuntarse un parcial de 0-16 y puso en peligro la renta rojilla, llegando, incluso, a lanzar dos veces desde 6,25 para empatar el partido. Los tiros no entraron y el CAI despertó a tiempo de su siesta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento