Caen nueve luchadores
Notario no pudo detener el tanto con el que Llorente empató el encuentro en el minuto 50. (Pablo Requejo).

Tres derrotas en seis encuentros suman ya los hombres de Mendilibar, que ayer cayeron por una cuestión de inferioridad numérica.

Y es que, en el minuto 23, Cifu fue expulsado y, ocho más tarde, su compañero Butelle le acompañó al banquillo, por lo que el Valladolid tuvo que jugar durante una hora con nueve.

El público que acudió al José Zorrilla aplaudió ayer, bajo la lluvia y sin descanso, el esfuerzo físico de su equipo, que no dejó de luchar por recuperar la senda de la victoria.

Pero la temporada no ha empezado bien y ayer, a pesar de que las primeras jugadas presagiaban otro final, los de Mendilibar sufrieron una convulsión con la expulsión de Cifuentes, que ayudó al Murcia a situarse mejor en el campo y abrir el marcador.

La expulsión de Butelle fue el jarro de agua fría para los locales y el impulso para los murcianos. Sin embargo, los de Mendilibar apelaron al coraje y empataron.

Durante la segunda parte, los de Alcaraz recularon y las ocasiones eran pucelanas. Luchaban por la remontada cuando Baiano marcó a quince minutos del final.

Comenzó el bajón físico y emocional del Valladolid, que aún recibió otro gol más.