Button
Jenson Button celebra el Mundial 2009 de Fórmula 1. REUTERS

El actual campeón del mundo de Fórmula 1, el británico Jenson Button, ha fichado por la escudería McLaren Mercedes para la temporada 2010.

El piloto deja así Brawn GP, el equipo con el que se proclamó campeón este  año, y se une a otro compatriota Lewis Hamilton, en una escudería que conforma un plantel 100 % británico para el 2010.

El campeón mundial admitió que dejar Brawn le resultaba "una decisión difícil" pero apuntaba que en la vida había que asumir "retos". "Y lo más importante de todo, hay que retarse a uno mismo", comentaba la última adquisición de McLaren.

Lewis es un jugador que cuenta con un talento extraordinario

El piloto se mostraba también entusiasmado ante la posibilidad de formar equipo con Hamilton. "Lewis es un jugador que cuenta con un talento extraordinario y que se ha ganado el respeto de todo piloto de Fórmula 1. Estoy seguro de que tenemos muchísimo que aprender el uno del otro", dijo.

Button confesó que había seguido los movimientos de su nueva casa desde que era "un niño pequeño" y que le parecía "increíble" ser parte del equipo que dirige Martin Whitmarsh y que tiene su cuartel general en Woking (al sur de Londres).

La anterior escudería de Button, Brawn, que fue comprada por Mercedes, hizo una oferta al piloto británico que éste no consideró aceptable. Con este fichaje, McLaren será el primer equipo que estrena una temporada con los dos últimos campeones del mundo en sus filas.

Hamilton celebra la noticia

Por su parte, Lewis Hamilton calificó como algo "fantástico" el fichaje de su compatriota por su equipo para la temporada que viene. "Es una noticia fantástica que Jenson haya decidido unirse al equipo McLaren Mercedes y estoy deseando trabajar con él", comentó Hamilton.

Estoy seguro de que muy pronto estableceremos una gran relación de trabajo

El ex campeón del mundo añadió que los ingenieros de esta escudería "se han asegurado de que comencemos la temporada del 2010 con un coche que sea lo suficientemente competitivo para ganar el campeonato del mundo".

"Los dos queremos que el equipo triunfe y aunque nos presionaremos mucho el uno al otro, estoy seguro de que muy pronto estableceremos una gran relación de trabajo", apuntó el británico a los medios de Reino Unido.