Podio de Canadá con Button, Vettel y Webber
Podio del Gran Premio de Canadá. Jenson Button en lo más alto flanqueado por Sebastian Vettel y Mark Webber. REUTERS

Dos horas de espera, por culpa del diluvio universal que cayó en Montreal y que obligó a parar la carrera en la vuelta 25, para que un fogoso JensonButton embistiera en un adelantamiento a Fernando Alonso cuando marchaba sexto y le dejara en la cuneta del GP de Canadá de Fórmula 1 en la vuelta 37 de las 70 totales.

En McLaren van a tener que pensar seriamente en pasarse al negocio de los coches de choque, ya que, por lo visto en Canadá, el piloto fogoso y agresivo no es solo Lewis Hamilton, que también acabó fuera de carrera después de tocarse con Webber, primero, y definitivamente con su compañero de equipo, Jenson Button, a la postre sorprendente ganador de la carrera.

Fue otra mala estrategia de Ferrari la que obligó a la remontada a Fernando AlonsoTras analizar ambas acciones, los comisarios de la carrera decidieron no penalizar al británico.

Salida lanzada

Para arrancar, y debido a la intensa lluvia, los comisarios sustituyeron uno de los momentos más emocionantes de una carrera de F1, la salida, por una neutralizada detrás del 'safety car'.

Sin embargo, fue otra mala estrategia de Ferrari la que obligaba a la remontada a Fernando Alonso. El asturiano, que partía segundo, tras su mejor sesión de clasificación, se vio relegado al octavo puesto, después de que su equipo decidiera cambiar los neumáticos de lluvia extrema por los intermedios, en una fallida previsión de que el chaparrón pasara pronto. En 25 vueltas, el coche de seguridad había aparecido tres veces y los comisarios decidieron sacar la bandera roja.

Los coches llegaron a la parrilla y los pilotos se resistieron a bajar de los monoplazas. Poco a poco, lo fueron haciendo, marchando hacia sus boxes, a la espera de que la dirección de carrera decidiera reanudar el gran premio. Ocurrió dos horas después y, como pasó en la primera salida, todos los coches empezaron detrás del safety. Diez vueltas –quizá, demasiadas– estuvieron rodando detrás de él, hasta que la visibilidad mejoró. En la 37 se acabó la carrera de Alonso: Button intentó adelantarle y le golpeó provocando un trompo de Fernando que se quedó en la cuenta sin poder volver al asfalto.

Ironías del deporte, Jenson Button, que había arruinado la participación de Alonso, se aprovechó, en la última vuelta, de un fallo de pilotaje de Sebastian Vettel, para ganar en el circuito Gilles Villeneuve.

Jaime Alguersuari, octavo, consiguió sus primeros puntos del año. Pedro Martínez de la Rosa fue 12.º

Alonso: "Button midió mal"

Al término de la competición, Fernando Alonso dijo que espera tener más suerte en las próximas carreras y añadió, en referencia al percance con Button, que creía que el piloto británico había "medio un poco mal".

Son condiciones difíciles en una pista muy resbaladiza, y yo me llevé la peor parte"Ha sido una carrera desafortunada. Espero que la próxima sea más afortunada. El Ferrari este fin de semana ha ido muy rápido en seco, y esta ha sido la primera carrera en lluvia que hemos tenido todo el año", lamentó.

Para Alonso hay "hechos contrastables, más que sensaciones" que demuestran que el coche está mejorando, pero que en la carrera de este domingo se dieron unas circunstancias en su contra, como fue contar en la primera parte de la carrera ruedas "intermedias" cuando se puso a llover.

Alonso explicó así el incidente que le obligó a retirarse: "Creo que ha medido un poco mal y se me ha llevado por delante, por lo que la carrera ha acabado ahí para mi, pero son condiciones difíciles en una pista muy resbaladiza, y yo me llevé la peor parte".

El piloto español de Ferrari lamentó haber acabado la carrera sin puntos, pero consideró que "la suerte va y viene", y apuntó que cuando la fortuna "nos compense lo que nos está quitando este año, ganaremos un Mundial a mitad de año".

El piloto asturiano quiso restar importancia al error de estrategia de Ferrari, ya que consideró que el equipo italiano intentó arriesgar pero le salió mal, ya que "si llega a salir bien, como a los que decidieron no cambiaron, ahora seríamos unos fenómenos", dijo.