Jose Mourinho, en el estadio de la Juventus.
Jose Mourinho, en el estadio de la Juventus. EFE

El Manchester United ha derrotado a la Juventus en Turín, con una remontada increíble en los últimos minutos de partido (1-2). El equipo italiano fue muy superior en todo momento, pero en los instantes finales los de Mourinho se levantaron y se llevaron un encuentro que parecía perdido.

En el primer tiempo, la Vecchia Signora puso cerco a la portería de David de Gea, y tuvo varias ocasiones para abrir el marcador. Cuadrado disparó bien, pero el meta español respondió, mientras que Khedira, en el minuto 35, mandó la pelota al palo. Cristiano Ronaldo, con un buen disparo al filo del descanso, casi marca.

En la segunda parte la tónica fue idéntica, y Paulo Dybala se sacó un buen disparo que pegó en el travesaño en el minuto 50. El 1-0 llegó en el minuto 65, y fue una auténtica obra de arte. Fue un gran pase de Bonucci a la espalda de la zaga inglesa, resuelta por Cristiano Ronaldo con una gran volea, imparable para De Gea.

Después de ese tanto, la Juventus siguió intentándolo, pero Pjanic en dos ocasiones y Cuadrado, no fueron capaces de mandar la pelota a la red, y en el tramo final del encuentro se dio una remontada que no coincidió con lo que se vio en el terreno de juego.

La remontada estuvo liderada por Juan Mata, que anotó un fantástico tanto de libre directo en el minuto 86 de partido. El gol dejó tocada a la Juve, que en el minuto 90 recibió el segundo en una acción desafortunada, cuando un barullo en el área acabó en un tanto en propia puerta de Bonucci.

El gol provocó una respuesta de Mourinho que no gustó nada a la grada ni al propio Bonucci. Cuando terminó el encuentro, Mou se llevó la mano al oído de forma amenazante -la grada le insultó constantemente por su pasado en el Inter, uno de los grandes rivales del equipo bianconero-, lo que provocó que el zaguero italiano le increpara, a lo que se sumaron varios de sus compañeros.