Buffon
Buffon se lamenta tras recibir uno de los goles del Real Madrid en la final de Cardiff. EFE

Gianluigi Buffon pertenece a ese grupo de porteros que son símbolo y leyenda de sus clubes. Al igual que Iker Casillas lo hiciera en el Real Madrid, 'Gigi' ha sido el capitán bajo palos de su Juventus y uno de los pesos pesados del equipo. Líder y guerrero. Ídolo para todos.

Este jueves anunció que pone fin a su etapa en la Vecchia Signora. Tras 17 años en la Juve, Buffon, de 40 años, quiere cambiar de aires. Se marcha un portero legendario que siempre tendrá una importante espina clavada: nunca logró levantar la Champions League.

El portero lo ha ganado todo con la Juventus, incluso la Serie B cuando el club fue relegado por descenso admnistrativo. En aquel fatídico año, estrellas como Ibrahimovic, Cannavaro o Zambrotta se marcharon en busca de la élite, pero él se quedó para devolver a su equipo a donde pertenecía.

Aquello le unió más a una afición que hoy llora su marcha. Con Buffon bajo palos, la Juventus ha conquistado nueve ligas, cuatro copas de Italia y cinco Supercopas desde que cambió Parma por Turín en 2001, con apenas 25 años y un extraordinario nivel y un brillante futuro por delante.

Con la Selección italiana fue campeón del Mundo en Alemania 2006, una hazaña que no podrá repetir en el año de su retirada debido a la ausencia de Italia en la cita de Rusia.

Apasionado, firme, abanderado de los valores del club y 'capitano', así es el hombre que a sus 40 años aún quiere seguir jugando al fútbol.

La gran espina de Buffon

La única mancha en el palmarés de Gianluigi Buffon es la ausencia de una Champions en sus vitrinas. Ha perdido tres finales: en 2003 por penaltis ante el Milan, en 2015 ante el Barça y en la edición del año pasado, ante el Real Madrid.

Este año cayeron en cuartos de final ante el Real Madrid en una noche que llevó al portero a la polémica. El famoso penalti de Benatia sobre Lucas Vázquez que terminó decidiendo la eliminatoria hizo explotar a 'Gigi' que, sabedor de que era su última oportunidad de levantar la 'orejona', cargó contra el árbitro.

Ahora, su futuro está en el aire. Quizá una liga menor sea el destino de un portero que ya es leyenda. "Lo único indispensable de la Juventus es la familia", dijo en su despedida y él será para siempre parte de esta historia.