La goleada del Sevilla al Rayo Vallecano se cerró con un golazo de Bryan Gil, que es la última perla salida de la cantera nervionense. El desparpajo de este futbolista, que cuenta con toda la confianza de Joaquín Caparrós, le hizo marcar un tanto de muy bella factura, tras sentar a Amat para consumar la goleada.

Este extremo izquierdo rápìdo, con regate y capacidad goleadora es la joya del Sevilla. Eso le convierte en una de las más firmes estrellas de futuro, como ya demostró en el Sevilla Atlético. Pero, además, en esta jornada 34 de Primera División ha hecho historia en LaLiga: se ha convertido en el primer goleador nacido en el siglo XXI, concretamente en Barbate, Cádiz, el 11 de enero de 2001.

Gil entró al campo con el partido más que resuelto. Al borde del final, cogió un gran pase de Sarabia y viendo que tenía todo de cara, se la jugó para hacer un tanto que no olvidará en su vida. "Es un chico con mucha proyección y muy querido por los compañeros. Tiene que coger confianza y la mejor manera de hacerlo es jugando como ha jugado contra el Rayo", elogiaba Caparrós.

Ha sido en su séptimo partido en Primera cuando se ha estrenado como goleador. Si su proyección se mantiene en esta línea, seguro que se convierte en objetivo de algún equipo puntero, si bien desde el conjunto sevillista no están dispuestos a desprenderse de él con facilidad.