Bruno Hortelano en Río 2016
El velocista Bruno Hortelano ha vuelto a brillar tras el accidente que sufrió después de los Juegos de Río 2016. Nacho Casares / COE

Bruno Hortelano no ha podido revalidar el título europeo de 200 metros en Berlín... ni tampoco subir al podio, al ser cuarto en la final con una marca de 20.05. El velocista había fijado el punto de mira en las medallas y tenía confianza y buenas sensaciones para cerrar el círculo que comenzó en Amsterdam 2016, pero se ha quedado a las puertas de su objetivo.

Esta final se contemplaba como la reaparición definitiva de Hortelano tras el accidente que sufrió en septiembre de 2016 e hizo temer por su mano derecha y también por su carrera deportiva. Han sido 24 meses repletos de sufrimiento y sacrificio que no han obtenido recompensa en forma de medalla, aunque el propio deportista ha señalado tras la carrera que "estar aquí y competir con los mejores es una victoria".

Hortelano no olvida el camino. Primero, que tuvo que pasar por el quirófano en tres ocasiones, ya que la mano había quedado muy dañada tras el accidente. Tampoco el momento en el que recobró la sensación de volver a sentirse atleta.Y así, infinidad de momentos que han quedado grabados a fuego en su memoria.

El camino hasta Berlín ha sido largo y repleto de obstáculos. En su reaparición tras el accidente anunció que el Mundial de Londres 2017 iba a ser su primer objetivo, pero la recuperación fue más lenta de lo esperado y él mismo, siempre meticuloso con su estado de forma, decidió renunciar.

Resurrección y confirmación

Bruno ha pasado prácticamente dos años sin competir, pues no reapareció hasta mayo de 2018, 21 meses después del accidente. Lo hizo en Tenerife y a lo grande: con un 400 y firmando su récord personal. Una semana después mejoró ese registro en Bélgica y apuntó directamente al Meeting Internacional de Madrid. Allí se citó con Óscar Husillos en la final y, además de imponerse, reventó el récord nacional que Cayetano Cornet ostentaba desde 1989. “Si uno se cae se puede volver a levantar, ha habido muchos obstáculos en el camino que hemos ido superando”, avisaba.

La demostración definitiva de que Hortelano había alcanzado el deseado 110% llegó en los 200 metros del Nacional de Getafe, prueba en la que se proclamó campeón rozando la barrera de los 20 segundos (20.04). Él mismo reconocía poco después que “esto es solo el principio”.

Solo él sabe lo duro que ha sido regresar a la élite. La cantidad de horas de trabajo físico y mental que han hecho falta para poder llevar a cabo su plan. Lo que ha quedado claro es que ha merecido la pena y que ese cuarto puesto, para él, sabe tan bien como un éxito deportivo

Oportunidad con los 'Spanish Beatles'

Hortelano ha demostrado que no es de los que se rinden y ahora quiere demostrar que tampoco es de los que se conforman. No en vano se enroló en el 4x400 español junto a Óscar Husillos, Lucas Búa y Samuel García. Un ‘Dream Team’ que también apunta alto en el Europeo de Berlín.

Puede que sea en esta prueba en la que Hortelano se desquite. El equipo disputa la semifinal este viernes (13:05h) y, en caso de que todo salga como está previsto, disputará la final el sábado a las 21:30h.